MENU

Islas Baleares: Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

El Gobierno regional ha aprobado una ley pionera en Europa que prohibirá los vehículos diésel y de gasolina para 2030. Así, las Islas Baleares esperan reafirmarse como referente en la transición hacia un modelo energético 100% sostenible.

Islas BalearesEn las Islas Baleares, se aprobó el pasado martes la Ley de Cambio Climático y Transición Energética: una normativa de nombre común pero con un esqueleto que se desmarca de las medidas hasta ahora tomadas a nivel estatal y europeo en materia de desarrollo sostenible.

Una ley en clave numérica

En la agenda del Gobierno regional se encuentran marcadas en rojo dos fechas: 2030 y 2050. La primera corresponde al año en el que se prevé que se reduzcan las emisiones contaminantes en un 40% gracias al incremento en el uso de energías renovables. En la línea de este objetivo se vislumbra el segundo horizonte: el 2050. Para ese año la Administración espera que el conjunto insular se abastezca en su totalidad con energías de origen 100% renovable.

Lo novedoso de la Ley del Cambio Climático aprobada en Baleares es que la estrategia ha tomado un carácter de obligatoriedad casi inmediata.  Los más afectados serán los dos sectores más contaminantes: el de la movilidad y el de las centrales térmicas.

Una movilidad sostenible obligatoria

A partir de 2025 no se podrán matricular en ninguna de las islas nuevos vehículos diésel. Esa exigencia se extenderá a cualquier vehículo de gasolina, gasóleo o biomasa a partir de 2035.

Los que percibirán de manera más brusca este cambio serán los turistas, que no podrán traer sus coches de gasolina a la isla.

Islas auto-abastecidas con energía verde

La aprobación de la Ley también repercutirá en la fisonomía de las islas del archipiélago. La Ley de Cambio Climático y Transición Energética de las Islas Baleares exige que los edificios de más de 1.000 metros cuadrados que se construyan posteriormente a la aplicación de la normativa y los aparcamientos de más de 1.000 metros cuadrados instalen obligatoriamente placas solares para su autoabastecimiento. Así, el territorio balear se convertirá en un mar eléctrico que se verá reforzado por los más de 1.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos que se instalarán en los próximos años.

Fuente: Ethic.

 



Etiquetas: , , , ,