MENU

La comunicación corporativa, presente y pasado.

LA COMUNICACIÓN CORPORATIVA

Las empresas han dejado de ser concebidas como simples infraestructuras que albergan oficinas y un conglomerado de personas, para convertirse en entes activos que generan una relación directa con sus distintos públicos gracias a las estrategias de comunicación corporativa que emplean.

Las organizaciones se han visto en la necesidad de reinventarse para conectar con su público, dada a la inmediatez que suponen las nuevas tecnologías.

Las empresas ahora son más dinámicas, accesibles y comunicativas, lo que marca un cambio en sus estructuras y en la forma de ser concebidas.

En respuesta a esta tendencia surge la comunicación corporativa, que engloba el conjunto de acciones necesarias para dar a conocer la actividad de la organización y, en especial, para satisfacer la demanda de aquello que los distintos públicos desean.

A diferencia de épocas anteriores, donde la comunicación era unidireccional y plana (de la empresa al público), en la actual gestión empresarial, la comunicación es interactiva y establece un sistema comunicativo bidireccional que aporta información valiosa para ambas partes.

Pero, ¿cuando empezó la comunicación en las empresas?

 

«Curiosamente el precursor de las relaciones públicas proviene de la energía».

Nos vamos a remontar a 1914 cuando el gran magnate John Rockefeller Jr., contrata a  Ivy Ledbetter Lee,  para contrarrestar la enorme hostilidad en la prensa y del gran público hacia la familia.

 

Una de las principales consecuencias fue la creación de una junta de reunión entre representantes de los trabajadores y de la dirección para pactar las condiciones de trabajo (salarios, jornada laboral, etc) y así cumplir con una de las principales actividades de relaciones públicas como es la proacción.

La inversión de dinero se traduce en recogida de imagen, en el fomento de la buena opinión del público hacia el nombre y sus empresas.

Otro triunfo de Lee fue a propósito de su contratación por la «Pennsylvania Rail Road», debido al revuelto suscitado por el descarrilamiento de uno de los vagones y las víctimas.

Lee, en contra de la política de silencio informativo, se decide por la política de claridad. Informa de los hechos tal cual, invitando a los profesionales a visitar el lugar del suceso, a indagar y preguntar lo que quisieran, les da cuanta información dispone del asunto, en definitiva.

  1. Romper la tradicional y negativa concepción del agente de prensa como encubridor de las malas noticias de sus patrones. Lee inaugura la libre información como fundamento teórico.
  2. Rompe la tradicional y negativa concepción de la actividad informativa en pro de la aceptación de las corporaciones u otras entidades y/o sus mandatarios mezclado con la publicidad propiamente dicha, y sin discriminarla de ésta y de otras actividades concomitantes. Lee delimita las fronteras esenciales y da un impulso a las relaciones públicas como actividad autónoma.
  3. Inicia regularmente —con precedentes aislados— la concepción de las relaciones públicas como conjunto de acciones no sólo defensivas sino también ofensivas. Esto es, para crear buena aceptación y no sólo para paliar la mala.
  4. Rompe con la tradicional y negativa concepción del agent press comprador de periodistas, abogando por la honradez, seriedad profesional y sin favoritismos.
  5. Crea otra técnica que consiste en relacionar al patrón con actividades filantrópicas, mostrando su lado positivo y humano .

Otro gran pilar de esta profesión fue Edward Bernays, quien en los años 20 aplicó los fundamentos de la psicología al desarrollo de las relaciones públicas, y llegó a asesorar a personalidades como Eisenhower o Reegan. Bernays, autor del considerado primer libro de las relaciones públicas “Crystallizing Public Opinion”, y sobrino de Sigmund Freud, está considerado uno de los inventores de la propaganda y la publicidad.

Una tercera figura relevante ya en la década de los 60 fue Theodore Sorensen, quien escribió los discursos para John F. Kennedy y acuñó, entre otras, la conocida frase ‘No pienses en lo que tu país puede hacer ti, sino en lo que tú puedes hacer tu país’.

Estas tres personalidades fueron en buena parte los pilares que contribuyeron al nacimiento de las relaciones públicas y la comunicación política tal y como las entendemos hoy en día.

En este sentido se podría afirmar que la profesión nació más como una necesidad de asesoramiento político que empresarial, pero pronto pasaría a ser un área estratégica también para las grandes organizaciones.

Como en todo, para analizar el presente hay que mirar al pasado, y tras este breve recorrido histórico de la profesión, se podría afirmar que la Comunicación Corporativa y las Relaciones Públicas son a día de hoy funciones cada vez más estratégicas en las organizaciones

«En el futuro los retos de la Comunicación no solo serán estratégicos, también serán tecnológicos -como el uso del big data– o de gestión de contenidos de calidad».

Fuente: UCM 



Etiquetas: , , ,